Después de 22 años sin exponer en Barcelona, Jaume Plensa vuelve a casa con una exposición íntima y conceptual que se podrá ver hasta el 22 de abril del 2019 en el Macba.

 

El escultor Jaume Plensa, del cual hemos compartido parte de su obra en el apartado de Arte & Cultura/Creaciones/Escultura, nos atrae, nos cautiva y empatizamos con la actitud ecléctica, de sentirse de lugares muy diversos conectados por una belleza esencial que los une. Plensa dice que: «Hay que redefinir el arte para que sea reconocible por sí mismo «.» El arte tiene una capacidad extraordinaria de unir a la gente y de compartir la diversidad «.

Más que por corrientes artísticas, el escultor considera que su obra se ve especialmente influenciada por la cultura mediterránea: «Me sorprenden las enormes similitudes entre estas culturas, esta capacidad de viajar y sentirte en casa donde quiera que estés», confiesa el barcelonés, que se siente «de muchos lugares». Pero a la vez recuerda la importancia de la diversidad: «Cada persona es un lugar en sí misma y necesitamos proteger las diferencias de cada uno, si todos tuviésemos la misma opinión, esto sería muy aburrido».

Plensa siempre ha defendido la introducción de la belleza en el día a día de la gente. Con sus obras nos llama a hacer servir el arte para mirarse a uno mismo. 

 

 

 

 

Exposición donde podréis contemplar una veintena de trabajos escultóricos diversos pero con “la duda” como motor creativo, hechas de espíritu y de materia, instalaciones de sonidos sutiles y esculturas que invitan al silencio. El escultor de las cabezas serenas e introspectivas.

¡Y, para empezar a sumergiros en el mundo de Jaume Plensa, entrad en Creaciones y disfrutad de la cuidadosa muestra escogida para compartir con vosotros!

 

 

 

 

¡Reflexiones de Jaume Plensa sobre la misión fundamental del arte y de la creación!

 

 

Según Plensa…«Es una exposición que pide silencio, que es más importante que chillar en una sociedad llena de ruido mediático, de mensajes, de información, y permite volvernos a escuchar a nosotros mismos».